Uno de los conceptos de los que se oye hablar mucho últimamente es de la publicidad nativa o native advertising. El motivo es el incremento de bloqueadores de publicidad entre un determinado perfil de usuario (los utilizan el 54% de los internautas según el último informe “Navegantes en Red”). Esto ha motivado a los anunciantes a buscar alternativas para seguir mostrando sus piezas.

Nosotros creemos que la publicidad nativa es una solución porque utiliza un formato que se aleja del banner tradicional: la pieza es un contenido. Puede ser un post que hayamos escrito para el blog corporativo o una noticia de nuestra web. Así, no es necesario desarrollar una creatividad diferente a la del propio artículo como ocurre con la publicidad display porque es éste el que se sirve de anuncio.

El ejemplo más habitual es el de “Posts relacionados” que aparecen al final de un post. Es muy habitual que los bloggers lo utilicen para recomendar artículos propios, pero, gracias a la publicidad nativa, también pueden aparecer algunos patrocinados que tengan relación con el tema del post. Esto es importante porque la pieza ha de integrarse bien en el conjunto del blog, si no pierde efectividad.

Con este tipo de campañas, el contenido publicitario se mezcla con el de la página donde se está anunciando. Esto es así porque utiliza el mismo estilo, por ejemplo, en la ostratipografía o tamaño de la letra del titular. Pero, aunque parece que sí, que pasa por contenido no publicitario, en realidad hay que mostrar claramente un aviso para que el lector sepa que se trata de un patrocinio.

Aun así, el usuario no lo percibe como molesto porque está perfectamente integrado con el resto y porque le ofrece información de valor, útil al estar relacionado con aquello que estaba leyendo. La clave no es solo una imagen atractiva si no un titular que llame la atención y consiga el click.

La publicidad nativa es una oportunidad más de acercar nuestros mensajes a los usuarios. Además de en blogs, la publicidad nativa también está presente en redes sociales a través de sus propias opciones publicitarias. Un ejemplo en el caso de Twitter serían las tendencias patrocinadas que se muestran en la barra lateral, antes del resto de trending topics.