Los usuarios dedican muchas horas a participar en las redes sociales y su uso es cada vez más avanzado gracias a las funcionalidades que van incorporándose. Estas sirven de ayuda a las empresas para poder crear mejores vínculos con sus públicos y ya es hora de aprovecharlas para rentabilizar la comunidad que se forma su alrededor. Crear una estrategia social media es obligado para lograr que el esfuerzo de estar presentes sea rentable.

 

Ser social no es únicamente abrir un perfil en Facebook o Instagram e ir publicando contenidos corporativos cada cierto tiempo. Esa es la parte visible desde fuera. Pero implica algo más desde la perspectiva interna, como estar dispuestos a escuchar y atender tanto a clientes como a detractores e interactuar con ellos de formar activa buscando su implicación. Hay que estar convencido de que merece la pena porque si no el usuario puede percibir que se está haciendo más bulto que otra cosa.

 

Los trabajadores pueden ser el motor para acercarse a las redes porque ellos posiblemente ya sean usuarios activos. Si los consideramos aliados, pueden involucrarse (según sus conocimientos y disponibilidad) en la difusión de nuestras acciones en social media, tanto para entrar en ellas con buen pie como para ayudarnos a salir de algún conflicto online.

 

Uno de los frenos para no dar el paso y no querer estar presentes en redes sociales es el miedo a recibir críticas. Es un recelo comprensible cuando se desconfía del entorno, pero es menos probable de lo que parece si se tiene una buena estrategia. En BitCom hemos confirmado que cuando nuestros clientes se abren a las redes sociales, los comentarios positivos aumentan haciendo que pasen a ser casi invisibles los negativos que podrían generarse.

 

Hay muchas formas de utilizar las redes en marketing, desde anuncios para destacar un producto a contenidos en directo para promocionar un evento. Por eso una buena estrategia es indispensable para que las redes funcionen y nos consigan objetivos. Si incorporamos las redes sociales a nuestra estrategia de marketing, podremos utilizarlas como una vía para mejorar nuestra reputación, crear un vínculo con el usuario y aumentar su fidelización. Siguiendo este camino, se construye una relación día a día y a medio y largo plazo se consigue que los social media sean rentables.