Miramos el móvil tantas veces al día que es una extensión de nuestra mano. Está presente en nuestra vida profesional y personal, casi sin distinción entre ambas. Aún así, muchas empresas lo incluyen tímidamente en sus estrategias, casi lo miran de reojo. La frase “mobile first” sirvió para adaptar las páginas web a diferentes dispositivos, pero el marketing móvil tiene mucho más potencial y está por desarrollar.

Todo lo que le queramos pedir a una pieza online, se le puede pedir a su versión móvil o a una app. Tanto clicks cuando se trata de una campaña publicitaria para obtener tráfico, como conversiones si hablamos de nuestra propia tienda online. El marketing móvil es igual de efectivo que el online, solo hay que saber adaptarse.

Los móviles son cada vez mejores, con más resolución de pantalla y velocidad. Se utilizan en cualquier situación, además de como complemento a ordenador. Un par de ejemplos:

  • En cualquier momento, los suscriptores de una newsletter pueden leerla a través del móvil y consultar desde ahí el catálogo de productos o reservar cita.
  • En la calle, la localización en GPS permite al usuario identificar las tiendas cercanas y así se consigue atraer clientes a los locales correctamente listados o anunciados en Google.
  • En el transporte público, los usuarios se informan en medios online donde se puede insertar publicidad en forma de banners creativos que no molesten si no que llamen la atención y se ganen el click.

Si las estadísticas indican que el número de clicks desde móvil sigue subiendo, significa que los usuarios adoptan cada vez más este dispositivo y lo incorporan a sus rutinas de información y compra. Añadir una partida del presupuesto de marketing para dedicarla al móvil es una apuesta de futuro que hay que empezar a construir ya.

Ahora que todavía no hay muchas empresas aprovechándolo, es una oportunidad para explorar y así destacar en el mercado. En BitCom hemos hecho varios proyectos de móvil para nuestros clientes y los resultados han ido mejor de lo esperado, tanto en tasa de clicks como en ventas conseguidas. Por eso creemos que no hay que desconfiar del potencial que tiene el marketing móvil, si no apostar por ello para ganarse al cliente.