La difusión de mensajes a través de medios convencionales como radio, prensa, televisión o exterior combina perfectamente con los medios online, porque entre ambos consiguen acercarse al público objetivo donde quiera que esté, lo hemos defendido en varias ocasiones en este blog. Tanto el offline como el online son elementos imprescindibles de una estrategia de marketing y una buena solución para conseguir los objetivos deseados sin que el presupuesto se dispare.

Cuando creamos una planificación de medios para nuestros clientes, lo hacemos pensando en la mejor manera de potenciar su marca. Ese es nuestro objetivo principal. Para lograrlo, seguimos 3 pasos:

  • Pensamos cuál es el mejor formato para comunicar el mensaje de la marca, sea vídeo, formatos enriquecidos, etc.
  • Hacemos una selección de los mejores canales para llegar a su audiencia, pensando tanto en los online como en los offline.
  • Elegimos una periodicidad adecuada para cada proyecto.

De esta manera nos aseguramos de que la marca sale beneficiada porque reforzamos sus mensajes en una forma óptima tanto para el canal como para el usuario.

En BitCom añadimos además un 4º paso para cumplir con otro de nuestros objetivos: optimizar la inversión en medios de nuestros clientes. Elegir bien el presupuesto durante la compra de espacios es fundamental para que no se desperdicie en canales que no retornan suficiente. Esto es algo en lo que siempre hacemos hincapié cuando planificamos porque sabemos que es la única forma de hacer una campaña eficaz.

Llevamos más de 30 años negociando con medios y gracias a eso conseguimos buenas tarifas y bonificaciones. El resultado de nuestra relación con ellos es que podemos ofrecer a nuestros clientes espacios de interés a precios competitivos. Ellos valoran mucho que tengamos esta visión porque demuestra que entendemos sus necesidades y las defendemos frente a terceros, en este caso los medios.

Además, al ser una agencia relativamente pequeña, ofrecemos un servicio más personalizado durante la estrategia, para determinar bien tanto los objetivos como el perfil del público objetivo, y lo complementamos con una planificación y compra que logra esos objetivos y se ajusta al presupuesto de cada cliente.