La publicidad online ha resultado ser la opción más rentable para pymes durante los meses de confinamiento porque, con una pequeña inversión, han conseguido ser visibles para sus clientes y llegar a la nueva normalidad con mejores perspectivas. Entre los diferentes canales y formatos, destacan los anuncios en redes sociales y los de display, cada uno con sus vPor un lado, la publicidad de display es la más conocida, ahora más creativa que nunca: los banners que mejor funcionan son vídeos y formatos interactivos porque llaman más la atención. Si a esto le sumamos que es contextual y que se puede combinar con el retargeting, conseguimos que el impacto se centre en los usuarios más predispuestos a la compra.

Por ejemplo: podemos situar tu anuncio en un post relacionado con tu sector para fomentar el recuerdo de la marca o de los productos que ha visitado en tu página. Así conseguimos que recupere el interés por ti en el momento adecuado porque está leyendo una información que él ha buscado y encontrado.

Hay muchas opciones en cuanto al formato, incluyendo las medidas estándar que se usan en los medios, por eso en BitCom nos esforzamos en elegir el adecuado: es la clave para que el mensaje no se pierda y llegue a conseguir el objetivo de clicks y conversiones.

Por su parte, la publicidad en redes sociales es la más reciente, pero también la que más posibilidades de formatos ofrece. La mayoría de ellos se integran muy bien con el contenido que ve el usuario y consiguen evitar que se perciban como molestos. Si añadimos que es muy personalizable y que se puede controlar casi en directo, el resultado es un anuncio que consigue tanto ampliar el alcance de la marca como interacciones que pueden terminar en compra.

Por ejemplo: podemos promocionar en Facebook e Instagram un enlace a tu web donde hay una oferta exclusiva para seguidores de estas redes. De esta manera, llevamos el tráfico de las redes a donde se genera la venta. Además, con las reacciones de los seguidores se consigue visibilidad adicional y llegar a nuevos usuarios.

Hay muchas redes sociales y por eso una parte de nuestro trabajo es elegir dónde incluir el anuncio, teniendo en cuenta el mercado que nuestro cliente quiere alcanzar. Quizá sea TikTok para un público joven, LinkedIn para un evento online profesional o Twitter para lanzar un producto y convertirlo en tendencia ese día.

Otras ventajas de la publicidad en redes sociales lo son también del display: permiten una segmentación muy detallada y una medición muy completa, por eso se puede elegir el método de pago que encaje mejor con la campaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario