agencia comunicación digital barcelona

No podemos negar que los medios sociales juegan su papel, pero es mayor la influencia del SEO local a la hora de posicionar una marca porque es capaz de acercarla al usuario allí donde esté buscando una solución.

 

Los buscadores han evolucionado para mejorar la respuesta que dan, tanto a los usuarios como a las marcas que quieren aparecer en ellos. Antes, el usuario realizaba búsquedas tranquilamente desde su ordenador de sobremesa, ya fuese en casa o en el trabajo. Ahora, está en la calle, en el transporte público, prácticamente en cualquier sitio, buscando dónde ir a comprar algo. Si tu web no aparece en los resultados con una buena descripción, es una oportunidad perdida para tu empresa de conseguir una venta y seguro que tu competencia la aprovechará.

 

El SEO local es una vía a la que conviene dedicar recursos. Has de mostrar dónde estás en Google Maps, es decir, dónde está tu oficina o tienda. O identificar qué tienda es la más cercana si tienes más de una. Posicionarte en Google es situarte en el mapa. No importa tanto desde dónde hacen la búsqueda, si no dónde se puede localizar tu marca para que con un sencillo click puedan seguir las instrucciones de su móvil y llegar a ti.

 

El usuario está en movimiento y quiere resultados cerca de donde está: restaurantes, tiendas de deporte, peluquerías, panaderías… el SEO local las pone en el mapa, las posiciona para ser encontradas. Así es cómo el mundo online ayuda al offline, ya no están separados si no que se apoyan mutuamente.

 

La web no solo ha de estar adaptada para dispositivos móviles, ha de estar bien optimizada. Para eso sigue siendo importante la lista de palabras clave y las descripciones que se hace de las páginas para que el usuario sepa que ahí está la solución que busca.

 

Por eso podemos decir que el SEO no ha muerto, más bien al contrario: sigue siendo una buena estrategia para acercar a las empresas sus clientes potenciales.