Es evidente que para que un proyecto tenga éxito deben combinarse tanto el off como el online. A la hora de crear una estrategia de marketing, la presencia digital es imprescindible en la mayoría de sectores. Y si queremos que los resultados sean los esperados, es importante cuidar ciertos aspectos clave. Entre ellos, destacamos el diseño, el posicionamiento en buscadores y las redes sociales.

En una buena estrategia de marketing online se empieza por tener una página acorde a los valores de la marca (para gustar a la empresa) y a las necesidades del usuario (para gustar a posibles clientes). Así que el diseño web ha de tener en cuenta tanto la identidad de la marca como la arquitectura de la información o velocidad de carga para que la navegación sea fácil y adaptada a los diferentes dispositivos. Con una buena base, tendremos mucho ganado porque el resto de acciones parten de ahí.

El plan de marketing digital sirve para acercar al cliente potencial tu página web o cualquier otro contenido, como puede ser un vídeo corporativo o el mapa donde se ubican tus tiendas, también conocido como SEO local. Google juega un papel decisivo en este aspecto y por eso no puede faltar en tu estrategia un apartado dedicado únicamente a este buscador. Siendo realistas, para el posicionamiento en buscadores se acaba considerando únicamente la posición en Google.

Pero, pensando en conectar con determinados perfiles, los buscadores no son suficientes. Las redes sociales son los canales preferidos por algunas franjas de edad para relacionarse con las marcas que siguen y compran. Ya sea Facebook, Twitter, Instagram o cualquier otra red, desde BitCom siempre recomendamos a nuestros clientes utilizar al menos una red en su estrategia. El motivo es sencillo: no se puede dejar de lado los social media si se quiere aumentar el alcance de los mensajes corporativos o comerciales.

Tanto en buscadores como en redes, la publicidad online es una opción muy útil para llamar la atención de clientes potenciales. No es una opción obligatoria como sí lo son la página web, el SEO o los social media, pero es el complemento perfecto para lograr los mejores resultados en una estrategia digital.